HONOR: Es el noble y profundo sentimiento de dignidad que todo ser humano posee, por el solo hecho de existir, pero se cultiva por medio de un auténtico amor así mismo y a los demás, significa la promoción de la dignidad del hombre en cualquier situación que éste se encuentre.


CIENCIA: la excelencia académica, el amor a la verdad al servicio del bien común. Es buscar la SABIDURIA de DIOS, como guía segura para la vida.


VIRTUD: es la actitud constante de la persona a obrar por el BIEN y evitar el mal. ES OPTAR POR LA VIDA, renunciando a todo aquello que lleve a la muerte. Virtud es la vivencia concreta de los valores humano-cristianos.





CONFORMACIÓN DE NUESTRO ESCUDO


CONGREGACIÓN CARMELITAS DEL SAGRADO CORAZÓN

 

 Somos una congregación de vida consagrada que estamos al servicio de la iglesia

 


     Como Carmelitas, Vivimos nuestra vida en obsequio de Jesucristo y servirle fielmente con corazón puro y buena conciencia a través de un comprometiéndose en la búsqueda del rostro del Dios vivo (dimensión contemplativa de la vida), en la oración, en la fraternidad y en el servicio (diakonía) en medio del pueblo. Estos tres elementos fundamentales del carisma no son valores aislados o inconexos, sino que  están estrechamente ligados entre sí.

Todo esto lo vivimos bajo la protección, la inspiración y la guía de María, la Virgen del Carmen, a la que honramos como “nuestra Madre y hermana”.




  SIGNIFICADO DEL LOGOTIPO DE LAS CARMELITAS DEL SAGRADO CORAZÓN.


LOS TRES NIVELES: simbolizan la experiencia de Dios como Padre  providente, bondadoso y misericordioso, y nuestra respuesta como  hijos e hijas que se sienten amadas por Dios y que se confían en sus Manos de Padre lo buscan siempre, se abandonan y están disponibles a hacer la voluntad de Dios en sus vidas.


LA CRUZ ABIERTA: simboliza la actitud de Jesús: abierta para cumplir la voluntad del Padre y  vacía para que cada persona que seguimos a Jesús, en nuestra propia vida, nos configuremos con Cristo según el carisma dado por Dios a Madre Luisita.


LAS ESQUINAS REDONDEADAS: expresan la delicadeza y suavidad en nuestras relaciones con el hermano, en la vida fraterna y en el servicio apostólico; valores humanos que manifiestan la bondad experimentada en Dios.


LA ESTRELLA: es la presencia de María que es para nosotros madre y modelo de disponibilidad y apertura a Dios y a los hermanos.

 

EL MONTE: significa el espíritu de oración, de encuentro con  Dios a quien le hablamos de corazón a Corazón.